¿Qué vemos hoy? 281.

Buenos días!!!

Espero que estéis tod@s bien y llevando de la mejor forma posible el confinamiento.

En estos días han añadido más películas de Ghibli en Netflix y hoy os traigo dos recomendaciones de mi hermano David. Yo tengo pensado verlas este fin de semana. Os apuntáis?

POMPOKO

Año: 1994.

Director: Isao Takahata.

La historia: Una familia de mapaches japoneses descubre que los hombres van a destruir el bosque para hacer una nueva urbanización y deciden hacer todo lo posible para evitarlo.

EL CUENTO DE LA PRINCESA KAGUYA

Año: 2013.

Director: Isao Takahata.

La historia: Se basa en un cuento popular japonés llamado El cortador de bambú. Nos cuenta la historia de dos ancianos campesinos que encuentran a una niña diminuta en una planta de bambú y deciden adoptarla. Cuando la niña crece se convierte en una hermosa mujer con muchos pretendientes, algunos muy poderosos.

Hasta la próxima! Cuidaros mucho!!!

¿Qué vemos hoy? 276.

Buenas tardes!!

Después de sobrevivir a la resaca de los Óscar, estoy de nuevo por aquí para haceros una propuesta de cara a este fin de semana aunque no sé si tendréis hueco, que estamos en tiempo de Carnaval!!!

Disfrutad mucho y buen finde a tod@s!!!

LA TUMBA DE LAS LUCIÉRNAGAS.

Año:1988.

Director:Isao Takahata.

La historia: Durante la II Guerra Mundial, Seita y Setsuko ,dos hermanos que viven en Kobe, no consiguen llegar a un búnker durante un bombardeo y tienen que buscar a su madre, hallándola malherida en una escuela.

Si seguís un poquito Sala Cuatro sabréis de sobra que soy fan de Studio Ghibli y, especialmente, de Hayao Miyazaki. Así que cuando Netflix decidió añadir un montón de películas de animación a su catálogo, he de decir que me hicieron feliz.

La primera que he visto ha sido este film de Isao Takahata(uno de los responsables de los inolvidables «Heidi» y «Marco»),que elegimos en uno de nuestros sábados de peli y pizza en familia. Imprescindible que cojáis unos cuantos pañuelos para poder verla bien preparados…

Seguimos la historia de dos hermanos que ,después de quedarse sin casa debido a un bombardeo, tendrá que adaptarse a las nuevas circunstancias de su vida. La relación entre ellos es realmente preciosa y, supongo, que veía mis propios hijos reflejados en estos dos personajes, lo que la hizo si cabe todavía cercana.

Es un drama bélico emotivo y profundo, de esos que te llegan al corazón y te hacen cuestionarte muchas cosas. Es demoledora porque no encuentras esperanza en ella y ,para mí, es para ver una vez y no repetir,te deja desgarrado por dentro.

Hasta la próxima!