Descubre la tercera temporada de El Imperio Romano

Tras el gran éxito cosechado con sus anteriores temporadas dedicadas al poderoso Julio Cesar y al controvertido Cómodo, el Imperio Romano de Netflix continúa su paseo por la historia del Imperio Romano con Calígula.

Descubre a Calígula en la tercera temporada de El Imperio Romano

A lo largo del Imperio Romano hubo emperadores que destacaron por su buen gobierno, otros que lo hicieron por favorecer la cultura y un pequeño grupo… por tener sus facultades bastante mermadas o ser demasiado extravagantes.

Es a este último grupo al que pertenece, lo que la gente ha bautizado como “el grupo de los emperadores locos”. ¿Quién forma parte de este grupo? Tiberio,Nerón,Cómodo y el protagonista de la tercera entrega de la serie que hoy nos ocupa: Calígula.

Tercero en la lista de los emperadores de la poderosa Roma, Calígula se muestra en la serie como el hombre que Suetonio nos transmitió a través de su “Vidas de los doce césares”, un gobernante preocupado en un primer momento por la felicidad de su pueblo, que se va convirtiendo en un monstruo que no duda en eliminar a cualquier persona de la que sospechara.

Un cambio, que podemos ver a través de los cuatro capítulos (cada vez duran menos las temporadas) en los que se divide esta tercera temporada.

Los acontecimientos arrancan con el traslado de un joven Calígula a la pequeña corte de Tiberio en la isla de Capri. Un lugar ciertamente hostil, en el que nuestro protagonista supo desenvolverse a la perfección y pudo conseguir lo que multitud de senadores romanos creían que le pertenecía por derecho: ser nombrado emperador de Roma.

Un nombramiento que fue recibido con gran entusiasmo por sus conciudadanos, el cual tuvo que compartir en un primer momento con su primo Gemelo por mandato de Tiberio.

Más rigor histórico que las anteriores

Una de las críticas que un gran número de personas ha hecho sobre esta serie, es que su rigor histórico deja mucho que desear. ¿Llevan razón? En parte si, ya que no se ciñe en muchas ocasiones a los hechos tal y como pasaron, pero… hay que tener en cuenta que es una serie dirigida a un público no especializado.

¿Qué queremos decir con esto? Pues que es natural que narren los acontecimientos e incluso añadan rumores que corrían en la época (como por ejemplo el excesivo cariño de Calígula por sus hermanas) para que la gente se enganche.

Estamos de acuerdo en que rigor histórico y entretenimiento no están reñidos, pero…vende mucho más crear contenido «ligero» por así decirlo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.