Death Note, una serie para disfrutar a partir de la veintena

Death Note

Tal y como me
sucede muchas semanas, a pesar de que hay un nutrido grupo de películas de las
que nos podríamos hacer eco, no hay ninguna que me llame suficientemente la
atención como para dedicarle un espacio en nuestra web. Es por eso, que hoy en
lugar de películas de estreno, os
voy a hablar de una de las series que tengo a medias en Netflix: Death Note.


Death Note, una serie para disfrutar a partir de la
veintena

¿Por qué a
partir de la veintena y no antes? Porque creo que tiene un argumento tan
potente, que para llegar a entenderlo (y evitar que se te vaya la cabeza
pensando en cosas raras) es mejor tener la cabeza lo más centrada posible.
La acción da
comienzo en el mundo de los Shinigamis, un lugar desolado en el que pasan la
eternidad los dioses encargados de finalizar la existencia de la gente en
Japón. Aburrido de su monótona existencia, uno de ellos, Ryuk, decide lanzar
uno de sus cuadernos hacia la Tierra.
Un cuaderno,
que cae por casualidad en el patio del instituto de Light Yagami, un estudiante
modelo bastante desencantado con la sociedad que le rodea, al que en un primer
momento el Death Note y sus instrucciones le parece una auténtica tontería.
Tras probarlo con un secuestrador que ve por la televisión, comienza a idear un
plan para eliminar a todos aquellos que considera como piezas prescindibles de
la sociedad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*