Cine de Estreno.Crítica:Trance

Hola a todos los seguidores de Sala Cuatro tras un sabor
agridulce del pasado viernes con R3sacon con esta me he llevado una muy
buena sensación hablo de Trance lo último de ese gran
director que es Danny Boyle.

trance

Hipnosis y un robo

Esas son las dos palabras que describen por lo general a la película
aunque va más del interesante, misterioso y desconocido mundo de la mente humana,
y de su poder.
La historia comienza con Simon (James Mcvoy) un
hombre que decide robar un cuadro muy valioso pero en su huida se topa con el
jefe de una banda criminal (Vincent Casell) y este para conseguir el cuadro le
golpea en la cabeza haciéndole perder todos sus recuerdos y sobretodo el que más
importa 

 ¿Dónde ha guardado el cuadro? Para esto el jefe de la
banda contrata a una hipnoterapeuta (Rosario Dawson) para que le hipnotice y así
poder entrar en su mente y averiguar dónde esconde Simon el cuadro.

 Interesante tema muy bien llevado

Cuando uno se entera de que Danny Boyle, un gran y uno de
los mejores cineastas por peliculones como Slumdog
Millionarie
,127 horas o la
infravalorada y que a mí me encanta La Playa,
de que va hacer un thriller sobre la hipnosis y la mente humana se ilusiona, ya
que este es un tema tan interesante como desconocido.
Y ya que me lleve una sorpresa con esa obra maestra que es Origen del gran Christopher Nolan, pues decidí
apostar por esta

Aunque el tratamiento de la mente humana es totalmente
distinto al enseñado por Nolan, Boyle también asombra y se mueve notablemente
en este tema. Obviamente, son dos estilos muy diferentes Boyle sorprende en su
incursión en la mente humana mientras que la de Nolan era más espectacular y abierta,
esta visón de Boyle (obviamente) es más personal, y no por ello mala. Sino que está
centrado en un gran trio protagonista y en sus relaciones.

 
Boyle juega con nuestra mente

Un gran acierto de esta película, es que al adentrarse en la
mente humana y la hipnosis, juega también a engañar al espectador con unos
buenos e ingeniosos giros y con una narrativa que puede no ser entendida por
todo el mundo ya que es liosa, pero en eso consiste, y una vez la entiendes
comprendes que ese es un buen truco o recurso
Eso consiste en que en las escenas en las que nos adentramos
en la mente de Simon, Boyle utiliza inteligentemente y con habilidad su gran y único
estilo visual que compacta muy bien con lo que está contando (aunque no sea el
mejor estilo visual de su filmografía).
Y ese juego narrativo cuando se explora la mente de Simon es
muy interesante, y a la vez complicado, cuando lo ves, pero eso no la hace mal
sino es un punto positivo, porque es un paso inteligente por parte de Boyle ya
que en el transcurso del film y en esas entradas a la mente, no te explican las
diferentes imágenes que aparecen, y eso me parece muy bien ya que te obliga a
pensar y activar tu cabeza para pensar porque estás pasando lo que está
pasando.

Y eso se agradece ya que aunque al final te lo expliquen todo,
te hacen pensar y eso no se ve en muchos thrillers actuales.

Gran trío actoral

Empezando por un brillante James Mcvoy, que esta genial como
Simon. Este actor cada vez aspira a más y tiene mucho talento, espero verle más.
También tenemos a una fantástica Rosario Dawson, que realiza
seguramente su mejor trabajo hasta la fecha. Su papel es el mejor de la película
tiene una gran e hipnótica presencia en pantalla.
Luego, acabando por un notable Vincent Cassell, que es
bastante creíble de villano, aunque puede ser el papel menos interesante. Aún así
cumple.
Pero lo bueno y genial de este trío de actores, es que
aunque algunos personajes sean más interesantes que otros, todos al fin y al
cabo son piezas clave en el desarrollo de la historia.

Otro gran acierto que me encanto, es que aunque no sea
durante el resto del metraje, varias veces y sobretodo en el brutal e
inesperado final, es imprevisible y no sabes lo que va ocurrir con este genial
trio de personajes.
http://thecinemamonster.files.wordpress.com/2013/04/trance-james-mcavoy.jpg

Lo mejor: Los trucos y juegos narrativos de Boyle, la
historia, algunas secuencias en el interior de la mente, el brillante trio de actores,
el interesantísimo y bien elaborado guión, el estilo visual de Boyle, la buena
BSO, sus ingeniosos y elaborados giros, el ritmo (sobre todo a partir de sus 15
min) su brutal e inesperado final o clímax y su imprevisibilidad a veces.

Lo peor: Nada importante (en mi opinión), aunque al
principio puede que yo note que le cuesta arrancar en cuanto a lo interesante
es un periodo muy corto, así que en
general ningún punto negativo.

Nota Final:8/10.

 




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.